HISTORIA



El Santuario Basílica del Divino Padre Eterno representa un pedacito del cielo en el corazón de Brasil. Un lugar sagrado donde Dios se comunica con los hombres. Espacio acogedor que revela, de manera singular, el amor misericordioso del Señor. En Trinidad (GO), la Casa del Padre representa la fe de los fieles en una emocionante devoción que comenzó alrededor de 1840.

Santuario Basílica
En el centenario de la Romería, en 1943, el arzobispo de Goiás, en la época monseñor Emanuel Gomes de Oliveira, lanzó la Piedra Fundamental del actual Santuario. En 1955, a pesar de todos los esfuerzos, la obra aún no había salido de los cimientos. En 1957, con la creación e instalación de la Arquidiócesis de Goiânia, Mons. Fernando Gomes dos Santos presentó un proyecto para la construcción. Así, a partir de 1974, las novenas y la Fiesta del Divino Padre Eterno ya se realizaban en el lugar. En 1994, con ayuda de los romeros y devotos, el templo fue totalmente reformado, haciéndose aún más digno de ser llamado «Santuario del Divino Padre Eterno».
La Romería ganó fuerza y ​​también el reconocimiento de la Casa del Padre. El 4 de abril de 2006, el entonces Papa Benedicto XVI, atendiendo a una petición del arzobispo de Goiânia, Mons. Washington Cruz C.P., concedió el título de Basílica Menor al Santuario. En 18 de noviembre del mismo año, se hizo la instalación de la Sacrosanta Basílica, la única en el mundo dedicada al Divino Padre Eterno.

ÚLTIMAS NOTÍCIAS



Deixe o seu depoimento


Os comentários são de responsabilidade exclusiva de seus autores e não representam a opinião do site, e podem passar por moderação.












Newsletter